Diferencia ente Sativa e Indica

May 22, 2017

Hasta hace relativamente poco, los amantes del Cannabis no solían diferenciar entre subespecies. Pero ahora, y gracias a la avanzada investigación en torno al cannabis, conocer la diferencia entre Indica y Sativa es esencial para determinar el tipo de cultivo y encontrar los efectos de la planta deseados.

Origen

Lo primero que hay que saber de cada planta es de dónde proceden. Por norma general, la mayorí­a de variedades Indicas vienen de Asia Central, así como de Afganistán, Pakistán, Tíbet o Nepal. Por el contrario, la Sativa procede de las zonas ecuatoriales, por ejemplo, Tailandia, Jamaica, México o el sur de la India.

No obstante, también hay que tener en cuenta que es difícil encontrar semillas puras Indicas o Sativas, ya que la mayoría de las variedades que existen hoy en día son híbridos de las dos subespecies, cuyas cepas se han ido mezclando a lo largo de los años. Otra subespecie que interesa conocer es la Ruderalis, distinta a la Indica y Sativa. Este tipo de cannabis es poco común y es la madre de las auto florecientes. Originaria de las regiones septentrionales como Siberia, son plantas de un tamaño reducido, con un ciclo vital de entre dos y tres meses y sobresalientes por su resistencia a las inclemencias del tiempo.

Apariencia

Una forma de diferenciar las dos cepas a simple vista es a través de su apariencia física. En primer lugar, las Indicas son mas pequeñas y desarrollan una altura menor, por lo que son idóneas para el cultivo en interior. En este sentido, son plantas mas ramificadas y de tallos mas gruesos. Así­, son mas compactas y robustas, con cogollos densos, pesados y aromáticos. Además, estos tienden a crecer juntos, en racimos o grupos densos alrededor de los nudos del tallo y de las ramas, con espacios de separación relativamente cortos.

Bajo las mismas condiciones, las Sativas tienden a desarrollar una altura elevada, y algunas variedades pueden alcanzar los tres metros. Por ello, son perfectas para cultivar en exterior, especialmente en tierra o en macetas especi­ficas para esta modalidad de cultivo. Los cogollos suelen ser mas grandes que los de las Indicas, ya que se reparten por las ramas en lugar de agruparse alrededor de los nodos. Sin embargo, tienden a pesar menos que los de su hermana, ya que presentan una menor densidad. Además, el olor que desprenden los frutos de la Sativa no es tan intenso, por lo que ofrecen un cultivo mucho mas discreto.

Tiempo de floración y cosecha

Las variedades Indicas gustan mas a los impacientes, ya que suelen florecer entre los 45 y 60 días, lo que se traduce en un periodo de entre seis a nueve semanas. El periodo de floración es decisivo para las Indicas, ya que es en este momento donde la planta puede ganar entre el 50 % y 100 % de su altura vegetativa final.

No obstante, las Sativas se toman su tiempo y tardan mucho mas en dar los primeros cogollos. Sus periodos de floración son mas largos y pueden necesitar entre 60 y 90 días para producir los frutos. En exterior, este proceso puede extenderse hasta los tres meses y, probablemente, apurarían el mes de noviembre para empezar con la cosecha. Sin embargo, a pesar de tardar mas tiempo en florecer, suelen darse mas prisa con el crecimiento vegetativo, previo a la fase de floración. Esto se debe a que, en las zonas tropicales donde nacen, los días suelen ser relativamente cortos, con unas doce horas de duración durante todo el año.

Debido a las circunstancias del clima, esta subespecie ha tenido que adaptarse para crecer y florecer al mismo tiempo, en vez de contar con fases de vegetación y floración diferentes, como si­ ocurre con las Indicas. Por ello, en un ciclo de interior 12 / 12 (doce horas de luz y otras doce de oscuridad), las Sativas crecen y alcanzan la fase de floración al mismo tiempo, como lo harían en su hábitat natural. A su vez, este comportamiento influye en la altura de las plantas: lo mas normal es que aumenten su altura vegetativa durante la floración hasta en un 300 %.

En cuanto al resultado final, tradicionalmente las plantas Indicas proporcionan una cosecha mas generosa. Pero no hay que olvidar que no es una ciencia exacta: depende mucho de la hibridación de cada variedad y del tipo de cultivo que elijamos. Por norma general, en interior va mejor una Indica, ya que al ser mas pequeñas proporcionan un mayor rendimiento al espacio. Si te decides por un cultivo “outdoor”, es preferible hacerse con una variedad de Sativa ya que, si el clima acompaña con muchas horas de sol, la producción final sería mas que satisfactoria.

Efectos medicinales y recreativos

Otra diferencia importante entre ambas son los efectos que producen en el organismo. Las Indicas afectan principalmente al físico y nos inducen a un estado de relajación muy agradable: su efecto puede llegar a parecerse al de un somnífero. Además, se dice de ellas que agudizan el sentido del tacto, el olfato y el sonido. Por ello, son la elección perfecta para desconectarte después de un duro día de trabajo y pasar un rato placentero, preferiblemente en buena compañía o en su defecto, a solas.

Si, por el contrario, lo que apetece es salir y darlo todo en la pista de baile, una variedad Sativa puede convertirse en la compañera ideal. En este sentido, el efecto que proporciona esta subespecie es mucho mas cerebral y estimulante. Las variedades Sativas ofrecen a quien las consume un chute de energía e, incluso, pueden llegar a potenciar la creatividad y aumentar tus ganas de partirte a carcajadas. Es mas, su “colocón” resulta menos abrumador que el de las Indicas.

En cuanto a los beneficios medicinales, cada planta presenta unas propiedades especificas. Así, las variedades Indicas son perfectas para aliviar el dolor (son un excelente relajante muscular y analgésico) y tratar los problemas de insomnio y el dolor de la cabeza. Por ello, este tipo de cannabis suele consumirse a ultima hora de la tarde o por la noche, incluso antes de acostarse, con el fin de dormir plácidamente.

Por su parte, la Sativa acompaña mejor durante el día, gracias a su efecto energético y antidepresivo. Es una buena solución contra los días tristes, ya que mejora notablemente el animo y aumenta la concentración y la creatividad. No en vano, muchos genios la utilizan en sus momentos de inspiración. Sin embargo, hay que tener en cuenta que dependerá de la variedad que hayamos elegido, así como de la tolerancia que cada uno presente frente al Cannabis

Seguro que después de haber leído esto ya están mas claras las diferencias entre ambas plantas. Y tu, ¿Cuál prefieres?

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Todos somos escena!!!

April 18, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes

April 20, 2017

April 18, 2017

March 26, 2017

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • YouTube Social  Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2017 by Cannabis Creativa.

  • Black Facebook Icon